Como catar un vino

Fase visual:
- Primero mira el vino, inclinando la copa unos 45º contra un fondo claro, como una hoja de papel blanco.
- El vino debe verse límpido (ningún elemento flotando), fluido, brillante, claro y transparente, de no ser así, podría ser un vino en mal estado.
- Los Cabernet Sauvigon siempre serán los más intensos y profundos de color, mientras los demás tintos son más suaves.
- En los blancos, los Chardonay son más amarillos que los Sauvignon Blanc, que son más aguados y con tonos más verdosos.
- Puedes captar la edad del vino: el rojo violeta azulado indica el vino más joven, el rojo rubí, la edad media y el anaranjado o con matices a ladrillo, el vino viejo. En cuanto a los blancos, los reflejos verdosos se precian en un vino joven, el amarillo pajizo en un vino medio y los reflejos dorados en un vino viejo.


- También puedes captar la cantidad de alcohol: al girar la copa el vino se va adhiriendo como “piernas” o “lágrimas”. Si estas son más gruesas y viscosas, el vino posee mayor graduación alcohólica, si son estas delgadas y escurren con rapidez, contiene menos alcohol.

Fase olfativa:
- Llena sólo 1/3 de la copa, girándola para que suelte los aromas y huele profundamente la cantidad de veces que sea necesario, concéntrate, libera tu imaginación: ¿tiene algún aroma predominante?, gira el vino en la copa y huele nuevamente: ¿cambió?, ¿mejoró?, ¿hay más aromas?. Puedes encontrar aromas a fruta…cítrica, berries, fruta fresca, fruta madura, fruta cocida…¿hay vegetales como pimentón verde, champignon, hierbas? Puedes encontrar también madera, humos chocolate, vainilla…
- Primero el olfato habla de la cepa, en segundo lugar por los procesos que ha pasado y finalmente de la guarda, por ejemplo si ha pasado por barricas de madera (aromas a madera).

Fase del gusto:
- Toma un sorbo y manténlo en la boca. Presta atención al impacto inicial del vino, ataque en boca y sensación final.
- Para intensificar el sabor puedes masticar el vino (para que surjan los taninos) o puedes aspirar algo de aire con labios ligeramente abiertos (para conseguir que los aromas encerrados se manifiesten).
- Si debes catar varios vinos, no ingieras el vino (para reducir el efecto negativo que el alcohol ejerce sobre tu capacidad degustadora).
- Para neutralizar el efecto del alcohol sobre el paladar, basta beber un poco de agua.
- No comas pan al catar un vino, porque influiría mucho sobre la capacidad de tu sentido del gusto. La lista siguiente puede ayudar a evaluar el paladar del vino:

Fuentes: Alrededordelvino y Megustaelvino